La colilla que tú tiras al suelo tiene más vidas que un gato, y ninguna buena.


Colillas en un macetero a la salida del hospital
Colillas en un macetero a la salida del hospital

No te voy a intentar convencer de que no fumes. Pero si de que si fumas no tires las colillas al suelo.

Seguro que alguna vez os habéis dado cuenta, de la cantidad de colillas de cigarro que hay por el suelo de las calles de una ciudad. Puede que hasta vosotros mismos hayáis tirado alguna de esas cientos o miles de colillas que inundan el suelo.

¿Sabéis cuánto contaminan?

Según los estudios realizados sobre este residuo, el consumo anual de cigarrillos se estima en 6 trillones de unidades, de los cuales se calcula que aproximadamente  4,5 trillones son tirados al suelo, calles, y al medio ambiente en todos sus aspectos. Lo que supone que este residuo haya ganado el primer puesto en el podio de la primera fuente de basura del mundo.

Para comprender el alcance del daño que provoca este residuo, deberíamos valorar que un cigarro que dura  en nuestras manos una media de 7 minutos, tarda dos años en reducir su tamaño casi a la mitad, pero su descomposición total tardará entre 8 y 12 años, tiempo durante el cual está contaminando.

El filtro está compuesto por fibras de acetato de celulosa, material fotodegradable pero no biodegradable. Los rayos ultravioleta del sol fraccionarán el filtro en fragmentos de tamaño muy reducido, que difícilmente se pueden retirar de la naturaleza una vez se han diseminado, pero que no se puede degradar por acción biológica. Lo que viene a decir, que si tiras una colilla al suelo durará toda la eternidad en pedacitos muy pequeñitos aunque no la veas.

Además, cuando las colillas entran en contacto con el agua, liberan sustancias nocivas tales como pesticidas, etilfenol, cadmio, arsénico, nicotina, tolueno, alquitrán o carcinógenos… ejemplos de una larga lista.  Una vez en el agua, estas sustancias entrarán en la cadena, y pasarán a la tierra, a los acuíferos, a los animales, al medio ambiente, y por consiguiente, al ser humano.

Las colillas no necesariamente han tenido que ser depositadas en los lugares donde aparecen. Han podido ser tiradas en las ciudades y en zonas urbanas, que por medio de las alcantarillas, ríos, lluvias, viento, etc, son transportadas a cientos de kilómetros, contaminando bosques, montañas, el mar y los océanos, al liberar sus sustancias tóxicas. 

Según un informe del proyecto Libera- “Colillas en Espacios Naturales 2018”, las colillas suponen el desecho más común encontrado en la naturaleza, en sus acciones de recogida de basuraleza. En este informe, nos alerta basándose en distintos estudios, de la toxicidad y repercusiones sobre el presente y futuro del medioambiente, sobre los hábitos de la fauna y flora, y las consecuencias ambientales de los efectos nocivos por la sobreexposición a los contaminantes, que hay en los filtros de los cigarrillos.

pastedGraphic_1.png
pastedGraphic_2.png

Colillas usadas por las aves para la construcción de nidos.

Aunque el consumo de tabaco está legalizado, a pesar de sus contraindicaciones y los problemas y costes municipales, que ocasiona en la salud humana y del medio ambiente, es necesario y urgente buscar opciones más sostenibles para sus filtros.

En este aspecto, una investigación de  “BIOTEC”, una subsidiaria de propiedad conjunta de  “STANELCO” Y “SP METAL”, ha diseñado unos filtros biodegradables y compostables fabricados a base de almidón, que supuestamente se degradarían en 60 días, y sin efectos negativos en el suelo o  en el agua.

También podemos encontrar como alternativa de la marca OCB, los filtros biodegradables de cáñamo orgánico. Estos filtros proceden de bosques sostenibles, y no se ha usado blanqueador en su fabricación, por lo que teóricamente son biodegradables y de rápida descomposición en el medio.

Las colillas suponen un residuo difícil de reciclar, pero no imposible.

Existen iniciativas para su reciclaje por todo el mundo, donde podemos ver como las reciclan y dando vida a nuevos productos, como ropa, ceniceros, mobiliario de parques, paneles acústicos para las carreteras, ladrillos, abono orgánico, etc.

Debemos luchar por concienciar a la población fumadora, de las consecuencias tan graves que suponen tirar las colillas al selo, y de la importancia de gestionar correctamente este residuo, no tirándolo al suelo ni en la naturaleza. Tenemos que quitarnos el vicio y la mala costumbre, de tirar al suelo las colillas cuando estamos en la calle o en la naturaleza.

Porque ese es otro problema añadido, los incendios en la naturaleza. Nos pensamos que si apagamos muy bien las colillas, las podemos tirar por la ventana del coche, o apagarlas con una piedra y abandonarlas en la naturaleza. Pero son demasiadas las veces que por un mínimo rescoldo en el filtro, se empiezan los grandes incendios que queman miles de hectáreas, con toda la devastación que ello supone.

A nivel mundial existen multitud de iniciativas de recogida y concienciación sobre este residuo, entre las cuales podemos destacar el proyecto “LIBERA 1 M2” de recogida de residuos iniciativa de Ecoembes y SeoBirdlife, y  la iniciativa “NMCS”, movimiento ciudadano a nivel mundial, que consiste en rodear con tiza el suelo de las calles, donde haya acumulación de colillas, ( en algunas ciudades, este movimiento siembra un árbol por cada botella de plástico llena de colillas que se le entrega).

Mientras siga habiendo demanda, seguirá habiendo producción y venta.

Deberían endurecerse las sanciones y castigos por tirar colillas al suelo o en la naturaleza, pero no olvidemos que  “la última decisión de contaminar con este residuo, la tienen las manos que lo tiran”.

Fuentes:

https://pesquisa.bvsalud.org/portal/resource/es/ibc-153409

https://dle.rae.es/fotodegradable

https://dle.rae.es/biodegradable?m=form

https://www.enn.com/articles/16614

https://translate.google.com/translate?sl=auto&tl=es&u=https://www.terracycle.com/en-US/brigades/cigarette-waste-recycling

https://actualidad.rt.com/actualidad/367114-cientificos-proponen-usar-colillas-fabricar-ladillos

Foto :

https://blog.nuestroclima.com/un-ave-alimenta-a-su-cria-con-una-colilla-de-cigarrillo/

https://sophimania.lamula.pe/2012/12/07/pajaros-usan-colillas-de-cigarrillos-en-sus-nidos-como-repelente-contra-insectos/sophimania/

La imagen del título está hecha por mí, por eso no he nombrado la fuente en la parte inferior del artículo.

A la hora de publicarlo, creo que habría que dejar la separación original entre párrafos. Para que no se vea todo seguido en la web, parece demasiado denso el artículo y da pereza leerlo.

Las colillas como residuo es un tema que siempre está de actualidad, ya que es el residuo que más se genera (aunque ahora no podría asegurar rotundamente que sea el primero, ya que tiene reñido el puesto número “1” del podio de residuos con las cápsulas de café).

En Zaragoza, el ayuntamiento acaba de poner en marcha una campaña de concienciación de la problemática de este residuo. https://www.heraldo.es/noticias/aragon/zaragoza/2021/03/22/zaragoza-no-es-un-cenicero-campana-municipal-para-reducir-las-colillas-de-cigarrillos-en-el-suelo-1479566.html

Ángela Ruiz Molés