Con 5 botellas de 2 litros de plástico tipo PET se puede producir fibra de relleno para una chaqueta de abrigo para esquiar. Con 15 botellas de plástico transparente reciclado se fabrica un forro polar.