Aquí os dejamos una pequeña auto-encuesta:

– ¿Consumes de manera local?¿en tus comercios de barrio o más cercanos?
De esta manera evitas emisiones de transporte, y es más probable que consumas de temporada y dejes tus beneficios a gente más cercana y no multinacionales.

– ¿Compras lo necesario?
Un capricho de vez en cuando levanta el ánimo y el autoestima, pero existen caprichos y caprichos….Darte caprichos demasiado a menudo hace que entres en la rueda del consumismo que tanto está destruyendo el planeta. Si ya tienes unas gafas de sol y sólo dos ojos en la cara, ¿para que quieres las otras 5 gafas de sol?

– ¿Reduces y reciclas tus residuos?
Vivir es inevitable y generar residuos también. Pero en nuestra mano está intentar que nuestra huella en el planeta sea la menos y menos dañina posible. Puedes comprar los productos con menos envases, y no dejarte llevar por ofertas engañosas que sabes que a la larga tendrás que tirar parte del producto porque no te dará tiempo a consumir.

– ¿Curioseas la procedencia de los productos que consumes antes de elegir que comprar?
Nunca está de más informarte de los productos que compras. Te puedes enterar del material del que está fabricado, del lugar donde está fabricado, condiciones, etc. Teniendo toda o bastante información las decisiones son mejores y más rápidas.

Tú y sólo tú conoces la sinceridad de tus respuestas.Contestaste por ultimo a esta pregunta:

¿Eres un consumidor responsable?